Apuntes y libros digitales para el personal sanitario.


Apuntes y libros digitales para el personal sanitario. Hay temas muy variados.  Selecciona el apunte o libro digital que necesites desde el enlace y envía la solicitud. Se irán agregando más apuntes y libros.

Guía de práctica clínica de  prevención de úlceras por presión:  https://docs.google.com/file/d/0BzPb3JmzRClNNTk3MTNiZWQtYWRmNy00YzgxLWE3NDctNTA0NGQ5ZjIwMDcw/edit

PAE: Plan de atención de enfermería: https://docs.google.com/document/d/1EU7KH3Kjw_BQrotDg_NHJRJmunXZaO7YtGTX1I590Mg/edit

Atención domiciliaria: https://docs.google.com/document/d/1PXY3_Yv05cY4pSdWau7nNW9UEwu-l7TxSAW-yN7bhU8/edit

Libro blanco de la profesión de Técnico de enfermería http://www.sindicatosae.com/pdfs/LIBRO_BLANCO(2).pdf

Libro digital Atención primaria de la salud: https://docs.google.com/file/d/0BzPb3JmzRClNN0FNaDVXaXpxb0k/edit

Libro digital Prevención de las úlceras por presión https://docs.google.com/file/d/0BzPb3JmzRClNdGVfUjZjRjFLMEU/edit

Esterilización en el medio hospitalario: https://docs.google.com/file/d/0BzPb3JmzRClNZGVhNTBkZWItODU3MC00ZWFlLTk4NTUtZmU5ZjVhMmQ2NDNk/edit

Consultas tcaenfermeria@gmail.com

Libros para el FP de cuidados auxiliares de enfermería: http://www.editex.es/publicaciones/ciclos-formativos-cuidados-auxiliares-de-enfermeria-41-1.aspx

Este blog se suma a la innovestigación en salud y cuidados.

http://www.cuidando.es/innovestigacion-en-salud-y-cuidados/

Apuntes y libros digitales para el personal sanitario.


Apuntes y libros digitales para el personal sanitario. Hay temas muy variados.  Selecciona el apunte o libro digital que necesites desde el enlace y envía la solicitud. Se irán agregando más apuntes y libros.

Guía de práctica clínica de  prevención de úlceras por presión:  https://docs.google.com/file/d/0BzPb3JmzRClNNTk3MTNiZWQtYWRmNy00YzgxLWE3NDctNTA0NGQ5ZjIwMDcw/edit

Higiene de manos en la atención sanitaria https://docs.google.com/file/d/0BzPb3JmzRClNYTE4ZGUyNDItODU1MC00YWY2LTg3NmMtYWEyYTVjNGVkMDEz/edit

PAE: Plan de atención de enfermería: https://docs.google.com/document/d/1EU7KH3Kjw_BQrotDg_NHJRJmunXZaO7YtGTX1I590Mg/edit

Atención domiciliaria: https://docs.google.com/document/d/1PXY3_Yv05cY4pSdWau7nNW9UEwu-l7TxSAW-yN7bhU8/edit

Libro blanco de la profesión de Técnico de enfermería http://www.sindicatosae.com/pdfs/LIBRO_BLANCO(2).pdf

Libro digital Atención primaria de la salud: https://docs.google.com/file/d/0BzPb3JmzRClNN0FNaDVXaXpxb0k/edit

Libro digital Prevención de las úlceras por presión https://docs.google.com/file/d/0BzPb3JmzRClNdGVfUjZjRjFLMEU/edit

Esterilización en el medio hospitalario: https://docs.google.com/file/d/0BzPb3JmzRClNZGVhNTBkZWItODU3MC00ZWFlLTk4NTUtZmU5ZjVhMmQ2NDNk/edit

Consultas tcaenfermeria@gmail.com

Libros para el FP de cuidados auxiliares de enfermería: http://www.editex.es/publicaciones/ciclos-formativos-cuidados-auxiliares-de-enfermeria-41-1.aspx

Este blog se suma a la innovestigación en salud y cuidados.

http://www.cuidando.es/innovestigacion-en-salud-y-cuidados/

Aprobadas 1.053 plazas para el EIR 2018

EIR

El Ministerio de Sanidad y las Comunidades Autónomas han aprobado hoy en el Pleno de la Comisión de Recursos Humanos las plazas de formación especializada. Enfermería alcanza las 1.053 plazas, lo que supone en comparación con la última convocatoria un aumento del 5’9%.

Las plazas para el Enfermero Interno Residente (EIR) se han incrementado en 59 puestos más respecto el año pasado. Enfermería Pediátrica es la especialidad que más aumenta con respecto a la convocatoria del año pasado. En total, son 128 plazas, un 12’3% más. La especialidad que menos plazas recibe es Enfermería del Trabajo con 18 plazas y un incremento del 5’9%.

A continuación podemos ver la distribución de las plazas respecto a cada una de las especialidades:

Enfermería Obstétrica Ginecológica: 375 plazas.

Enfermería Familiar y Comunitaria: 318 plazas.

Enfermería de Salud Mental: 193 plazas.

Enfermería Pediátrica: 128 plazas.

Enfermería Geriátrica: 21 plazas.

Enfermería del Trabajo: 18 plazas.

La publicación de la convocatoria de las pruebas selectivas será previsiblemente el próximo mes de septiembre.

La experiencia del paciente

experiencia del paciente

La experiencia del paciente es un concepto que hace referencia a todas las interacciones que se producen entre el paciente y el sistema sanitario. Entre ellas se incluyen las que éstos tienen con el equipo médico, el equipo de enfermería y otros profesionales en el hospital, pero también las interacciones que tienen lugar en los centros de salud o en el domicilio del paciente de forma telemática.

La experiencia del paciente se basa en aquellos aspectos que los pacientes valoran más cuando buscan y reciben atención sanitaria. Estos pueden incluir los tiempos de espera, el acceso a la información y la buena comunicación con los proveedores de salud.

Observando los distintos elementos que conforman la experiencia del paciente, se puede evaluar hasta qué punto éste recibe una atención correcta, adaptada a sus preferencias, necesidades y valores.

Junto con la eficiencia y la seguridad, la experiencia del paciente es esencial para tener una imagen completa de la calidad de la atención sanitaria.
¿Cómo medir la experiencia del paciente?
En cualquier ámbito, ante una situación incómoda, las personas no son conscientes de cómo han adaptado su comportamiento para sobrellevar dicha situación y no saben reconocer cómo debería ser esa situación de manera ideal. En este sentido, para llevar a cabo un cambio radical de la experiencia de usuario, es necesario transformar la observación en conocimiento (insights) a través de la empatía.

Una técnica que permite realizar esta transformación es el shadowing. El shadowing  es una herramienta que permite extraer la experiencia de usuario en una situación determinada mediante el seguimiento que hace un observador empático. Se caracteriza fundamentalmente por tener en cuenta el punto de vista del paciente y su familia.

Encontramos el origen de esta técnica en 1950 y fue Henry Mintzberg, uno de los investigadores más emblemático de la gestión empresarial, quien en 1970 acuñó el término “observación estructurada” para referirse a una metodología que combina la flexibilidad de la observación abierta con la disciplina de buscar ciertos tipos de información estructurada.

Las claves para una mejora en la experiencia del paciente:

Identificar y dar soporte a un liderazgo claro y comprometido en tiempo y recursos con la mejora de la experiencia del paciente.

Establecer una fuerte, vibrante y positiva cultura organizativa, con todo lo que ello conlleva.

Desarrollar una definición formal de qué es “experiencia paciente” para la organización.

Implementar un proceso definido y continuado de inputs por parte de pacientes y familiares.

Implicar a todo el equipo en la búsqueda de soluciones integrales, sistemáticas y duraderas.

Mirar más allá de la propia atención clínica y atender todas las interacciones y elementos de contacto con el paciente.

Enfocar y alinear a todo el equipo en todos los aspectos del “continuum” de la atención médica, incluso en los “espacios intermedios”.

“Las Apps de salud pueden ayudar a rebajar las cifras del sida: llegan de modo diferente a las personas”

¿Puede ser la tecnología el arma definitiva para luchar contra el sida? ¿Acabará reduciendo los nuevos positivos del VIH hasta llegar al denominado ‘Objetivo cero’? El Dr. Santiago Moreno es el Jefe de Servicio de Enfermedades Infecciosas del Hospital Ramón y Cajal, en Madrid, un centro de referencia a nivel nacional y una de las personas que mejor sabe cuáles son las vías definitivas para rebajar las denominadas ‘cifras del sida’ que afectan a tantas personas y cuya curva no termina de ir hacia abajo. Hoy, Día Mundial de la Lucha contra el Sida, repasamos con él los factores más importantes a tener en cuenta para ganar esta batalla. 


¿Por qué sigue siendo tan importante la lucha contra el sida?
La infección por el VIH sigue siendo un problema importante por varias razones. Se trata de un problema de salud importante. Aunque su mortalidad no es elevada (1% anual), sigue asociando una alta morbilidad, con la presencia frecuente de enfermedades asociadas. Por otro lado, supone recibir tratamiento de por vida con la toxicidad asociada a cualquier medicación que se administra. Aunque la medicación antirretroviral ha mejorado enormemente en tolerancia y baja toxicidad, no puede ignorarse este problema. Por último, supone un gasto enorme en fármacos y otros cuidados. Por todo ello, se debe mantener la alerta para disminuir al máximo la transmisión del VIH y la aparición de nuevos casos de infecciones.

Cada vez hay más información en asociaciones, centros sanitarios, hospitales, Internet, etc., pero los nuevos diagnósticos anuales no bajan ¿Qué provoca esta situación asimétrica?
La transmisión se produce por un mecanismo muy atávico, las relaciones sexuales, lo que convierte en difícil cual estrategia de control que dependa de la voluntad de las personas. A esa razón de base se suman otras que han sido importantes en los últimos años. Se ha adquirido conciencia de que la infección por VIH no es una enfermedad mortal, sino que, al contrario, se controla adecuadamente con una medicación eficaz y bien tolerada. Esto ha hecho disminuir los cuidados de prevención por parte de personas con prácticas de riesgo. Todo esto junto con el pensamiento frecuente de “a mí no me va a tocar”, determina que a pesar de la buena información de la que se dispone y a la que es fácil acceder se siga produciendo la transmisión frecuente del virus.

¿Qué les diría a todas esas personas se han ‘relajado’ debido a que el VIH ‘ya no es mortal’ y que han dejado de tomar precauciones debido a la cronificación, en muchos casos, de la enfermedad?
Hay dos aspectos sobre los que se debee reflexionar antes de exponerse a una conducta de riesgo sin las debidas precauciones. Es mejor estar sano sin medicación que tener que tomar medicación para estar sano. El estado de salud nunca será el mismo y la exposición a medicamentos, por buenos que sean, tiene sus riesgos. Por otro lado, las personas infectadas por VIH en tratamiento antirretroviral tienen escaso riesgo de transmitir la infección a sus parejas, pero mientras esa posibilidad no sea cero obliga a que las relaciones sexuales con sus parejas queridas tengan que verse, todavía, limitadas de algún modo por el riesgo de transmisión. Son dos buenas razones para intentar no infectarse.

¿En qué medida la tecnología han revolucionado la lucha contra el sida? ¿Y el desarrollo de nuevas vacunas?
La auténtica revolución en la lucha contra el sida ha sido la aparición del tratamiento antirretroviral y los excelentes medicamentos de los que disponemos. Ellos solos podrían ser, indicados en diferentes situaciones, suficiente para controlar la epidemia de infección por VIH en el mundo. Ha habido otros avances que han sido esenciales para que la historia esté siendo positiva. Sin la determinación de la carga viral, los estudios de resistencia  y otros avances técnicos no habría sido posible alcanzar el progreso que se ha alcanzado. Las vacunas, tanto las que se pudieran utilizar para prevención como para tratamiento, están todavía lejos de ser una realidad, pero seguramente supondrán la solución definitiva para la enfermedad.

De uno a 10 ¿Cómo de lejos está la vacuna ahora mismo?
Si 0 es estar lejos y 10 es conseguir la vacuna, estamos en el 3.

La solución estatal para poner fin al incremento de nuevos diagnósticos ¿Por dónde pasa? ¿Qué personas tienen la clave?
La administración sanitaria y la parte que le corresponde a la parte de la Hacienda Púbica deben hacerse cargo de poner en marcha los mecanismos que se han demostrado eficaces en la prevención de la transmisión. Deben hacerlo básicamente por tres razones: es bueno para la salud de la población, es rentable económicamente para el Estado a corto, medio y largo plazo, y, además, es su obligación. Hay dos medidas bien contrastadas que podrían controlar la epidemia en España: el diagnóstico y tratamiento de todas las personas infectadas y, mientras se logra ese gran objetivo, la utilización de medidas preventivas que, además de seguir con la educación y el preservativo, debe incluir la llamada profilaxis pre exposición. Para ello se cuenta con la colaboración del personal sanitario que atiende a personas con infección por VIH y a los colectivos y organizaciones comunitarias implicadas en el problema. No debiera hacer excusa para hacer algo que es tan sencillo y eficaz.

¿Existen razones para que se tenga miedo a hacerse la prueba o al estigma social de ser seropositivo todavía más fuertes que la propia necesidad de hacérsela?
Sigue habiendo miedo a conocerse infectado por VIH. El miedo tiene que ver mucho con el estigma social y en el entorno personal que están todavía fuertemente arraigados. Ocasionalmente hay personas que huyen de la realización de la prueba por el propio temor a la enfermedad, pero con los avances que hemos comentado estos son cada vez menos.

Como médico ¿Usted cree que las App de salud pueden ayudar a rebajar las cifras del sida?
Sin duda, fundamentalmente porque llegan de modo diferente a las personas más necesitadas y que mejor entienden el lenguaje que una app puede utilizar. Hay que pensar en joven para poder llegar al colectivo joven a riesgo de infección.

La ‘conectividad’ de los pacientes en la eSalud (II)

Hace unas semanas hablamos de la emergente conectividad de los pacientes con el sistema sanitario y sus actores a través de la tecnología y su aplicación directa a la salud gracias a las TIC, haciendo hincapié en ejemplos reales como los portales de pacientes, cuyos beneficios se vieron reflejados en este artículo hace unos días. Hoy queremos seguir indagando en esa ‘conectividad’ que se está mostrando como un posible motor de desarrollo de la eHealth que marque el futuro inminente de esa transformación de la sanidad que muchos esperan.

Para que se produzca esa conectividad definimos tres puntos claves en el contexto de la interacción, como son el conocimiento, el uso y la conexión real que produzca una retroalimentación de la que aprender y evolucionar. De momento, se están produciendo experiencias positivas que están cumpliendo los tres requisitos en mayor o menor medida, pero existen otros factores de vital importancia que también están contribuyendo a que esas experiencias sean éxitos y casos de los que aprender. La confianza y la empatía de los pacientes con el sistema sanitario en Internet es otro pilar de la conectividad de los pacientes con la eSalud.

¿Quién está provocando eso? ¿Las instituciones sanitarias? ¿Los propios sanitarios? ¿Un colectivo concreto? La respuesta está en la propia Red, pero está claro que a las instituciones les está costando mucho mirar realmente hacia los pacientes en la Red y sabe proporcionarles las herramientas que necesitan antes de que las pidan, así como a muchos sanitarios, que se ven descuadrados en un nuevo entorno en el que no llevan la delantera.

Es necesario romper ese mito, para algunos, o realidad, para otros, de que no todos los actores del sistema sanitario estaban al mismo nivel dentro de la salud ni tenían el mismo protagonismo. Esa conectividad para por romper esa idea preconcebida y mirar qué están haciendo los propios pacientes en Internet y sobre todo, con qué y con quién lo están haciendo.

Ejemplo

Un ejemplo muy llamativo, posiblemente uno de los más representativos y del que ya se ha hablado en varias ocasiones desde su nacimiento sea la iniciativa FFPaciente,  que como ella misma apunta tiene en la “motivación” un factor determinante a la hora de dotar a los pacientes de herramientas que puedan acompañarles durante las distintas fases de su enfermedad, y que está abriendo vínculos entre sanitarios y pacientes en un mismo nivel.

Esta iniciativa pone de manifiesto la importancia de dotar al paciente de información y herramientas que favorezcan su interacción y su comunicación con profesionales, con otros pacientes y con la ciudadanía en general, a través de información filtrada y categorizada, contextualizada para el paciente. El objetivo no es otro que la conozca, le sirva, le ponga en contacto con otros actores sanitarios y le motive, estableciendo así una relación de confianza con otros actores sanitarios que apuntale esa ‘conectividad’ de la que hablamos de los pacientes con la eSalud. Replicando, de esta manera, la experiencia a muchos más pacientes activos interesados en formar parte de esta evolución del sistema sanitario gracias a las TIC.

Recuerda las circunstancias de la conectividad y otro ejemplo.

El compromiso de los actores de la eSalud en 2016 ¿Retos superados o fallidos?

Hace un año publicamos un artículo sobre retos lógicos de la eSalud durante los siguientes 12 meses de 2016. Estos últimos días del año nos planteamos revisar si se han asumido esas metas. Nos preguntábamos entonces si durante el año siguiente seríamos capaces de lograr una mayor concienciación de la importancia de la implantación de la eSalud, de sus herramientas, darle más protagonismo al paciente, formar a más profesionales y poner en valor los servicios de salud onilne. ¿Se ha conseguido todo eso? 

Desde nuestra percepción, vamos a repasar uno por uno los cinco retos que marcamos el año pasado en la relación entre paciente y actores de la eSalud tras la irrupción de las TIC para ver cómo han evolucionado: 


Mayor concienciación. Sigue habiendo un ‘pequeño problema’ en cuanto ver la tecnología (y las herramientas que pone al alcance de las personas) como algo beneficioso para el paciente. Pero menos que hace cinco años y posiblemente mayor que dentro de otro lustro. Durante este año, cada vez más pacientes se han sumado la causa, como también profesionales sanitarios. Poco a poco, como se concluyó en las jornada Divulga Salud del pasado mes de noviembre, que bien resumió el Dr. José Ávila en este post, el debate va ganando enteros, por lo que entendemos que el reto se ha asumido, al menos entre los que están implicado en él. Otra cosa es que se haya conseguido, y mucho menos pensar que está concluido. Queda muchísimo camino aún por andar. 


Implantación definitiva de herramientas eficientes. Definitiva, ni mucho menos. Quizás fuimos demasiado ambiciosos planteando este reto, pero lo que queda patente es que cada vez que se implanta una herramienta que no funciona, se marca el camino un poco más de por donde no ir. De cualquier forma, este año se han empezado a consolidar las cifras de los portales de pacientes, como bien ha explicado el blog Hablando de salud, que marcan el camino hacia las herramientas que sí son útiles y beneficiosas para la relación entre sanitario-paciente. La implantación definitiva está lejos, pero los cimientos pueden estar puestos, con las aseguradoras como DKV o Sanitas encabezando esta revolución.  ¿Cuestión de tiempo o voluntad?


Más protagonismo del paciente. El paciente sigue dando golpes encima de la mesa de la eSalud y no pretende hacer concesiones. Quiere información, eficiente, rigurosa, y si no se la dan, ha dejado patente que no solo está dispuesta a buscarla, sino a crearla. Iniciativas como las que hay dentro de FF Paciente dan muy buenas vibraciones, y cada vez hay más eventos que cuenta con pacientes para darles la voz que se merecen, como sucedió en la Jornada de Salud Digital de noviembre. De momento lo está teniendo, pero no es suficiente. Hay que seguir creciendo para completar el reto.


Profesionales más formados. Los profesionales (o parte de ellos) tienen claro que la formación es básica para estar a la altura del paciente (y de las circunstancias) en la era de Internet, sin embargo, no siempre lo pueden hacer solos, y necesitan apoyo. Las organizaciones deben implicarse en este proceso para que la responsabilidad no caiga en ellos mismos exclusivamente. Cada vez hay profesionales más formados y en 2016 ha habido muchos eventos y cursos de formación para ellos. Sin embargo, la era tecnológica avanza muy rápido y es necesario que la formación fluya entre todos los sanitarios y no solo en los interesados en el potencial de la eSalud. Este reto tiene todavía mucho recorrido y no puede quedar pendiente. Estudiantes, MIRs y sanitarios activos pueden tener la clave.  


Puesta en valor de los servicios de salud online. El peso de la falsa creencia de que la sanidad es gratis es posiblemente uno de los retos fallidos de este año 2016. Durante los últimos años el sector privado sigue aportando ideas y servicios de salud a los usuarios de Internet y pacientes que buscan servicios de salud online. El mercado se adapta, se reinventa y en algunas ocasiones hasta se adelante, pero la no gratuidad de los servicios online de salud aún no ha arrancado y solo se enmarca como productos de aseguradoras que no le suponen un coste extra elevado al paciente. Le está costando mucho y en 2016 no ha sido el año de su gran evolución, aunque ‘Blua’ y ‘Mi salud al día’, la propuesta de Sanitas y DKV, respectivamente, empiezan a hacerse notar. Habrá que esperar y seguir trabajando en concienciación y sobre todo en demostrar muchos a los pacientes para ganarse su confianza. 

Así vemos los cinco retos que el año pasado nos planteamos por estas fechas, tras 12 largos meses en los que el sistema sanitario sigue utilizando las TIC para crecer de cara al paciente.  

DAFO de la eSalud española: aproximación a la realidad

Diciembre es el mes marcado, además de por la Navidad, por los resúmenes y las previsiones: Recuento de los últimos 12 meses y previsiones de los siguientes 12.

Por eso, tras analizar recientemente qué retos se habían asumido y que retos habían sido fallidos en la eSalud española durante el último año, en este artículo vamos a centrarnos en analizar la eSalud desde un punto de vista diferente, realizando una aproximación a través de cuatro puntos basado en la técnicas del análisis DAFO desde la perspectiva del la nueva relación entre paciente y resto de actores. Para intentar tener un panorama de la situación actual realizamos esta aproximación.

Fortalezas

Importante detectar las fortalezas para saber qué puntos son lo pilares actuales, entre las que se encuentran algunas iniciativas de éxito que se están usando y tiene beneficio directo para el paciente o para el sistema sanitario. No hay abundancia, y dejando de lado los productos que la tecnología está aportando, debemos recalcar como fortalezas los portales de pacientes instaurados en algunas comunidades o las propias iniciativas para pacientes activos como FF paciente, por ejemplo, o los propios sanitarios, clínicas u hospitales que están conectando con pacientes y mejorando su atención utilizando la propia tecnología aplicada a la salud. Avance lento, posiblemente estancando, pero avance.

También como fortaleza hay que añadir los eventos, cursos y formaciones TIC, tanto para pacientes como para sanitarios, que cada vez están instaurándose en el día a día de la eSalud, debido a la concienciación de que son necesarios para los propios actores.

Debilidades

Las oportunidades chocan directamente con la parte más débil de la propia eSalud en nuestro país. Tecnología que no consigue ser útil, sistemas que dejan de lado a los pacientes y Apps que no tienen uso más allá de su propia descarga, si es que tiene alguna. Puntos débiles que no aportan nada de valor al beneficio TIC sanitario.

Hay que encuadrar también en debilidad a la mayoría silenciosa que percibe de que la propia sanidad sin TIC es suficiente, que no hace falta nada más ni ninguna mejora vía innovación, y por supuesto a las empresas del sector privado que no encuentran el equilibrio entre el modelo de negocio que aporte soluciones a sus usuarios y que a la vez tenga beneficios directos para ellos.

Oportunidades

El año no ha traído grandes novedades pero sí ha confirmado las potencialidades de la tecnología aplicada a la salud, que siguen intactas. El Big Data, la gamificación y la interoperabilidad por un lado, puedes convertir la eSalud en la solución de la sanidad en sus 360 grados, tanto de cara al paciente como de cara al sanitario y a la propia institución sanitaria.

Pero de momento, estos tres puntos son factores que bien explotados pueden transformar el mundo sanitario tal y como hoy los conocemos. Pero aún les queda aplicarse en buena medida. Aprovecharse La propia comunicación, aunque parezca mentira, sigue siendo otra oportunidad desaprovechada. ¿Se comunica con tanto impacto como se podría hacer realmente?  Por otro lado, los pacientes activos, irrumpiendo con mucha fuerza, ¿No son realmente otra oportunidad para acelerar los beneficios? ¿Se les percibe así realmente? De este modo los profesionales sanitarios y el sector privado implicado y la innovación de instituciones sanitarias forman el otro triángulo de oportunidades.

Amenazas

Las amenazas responden a factores como la poca implicación de las organizaciones de la salud que todavía no se implican o dan la espalda a esta situación y a las nuevas demandas de los pacientes, que hacen que presenten como novedosas cosas que son posibles desde hace ya algunos años. De la misma manera, también resultan preocupantes, para el desarrollo futuro, los profesionales sanitarios que por diferentes motivos no quieren involucrase con las nuevas herramientas TIC.

Por otro lado, y resulta esta una gran amenaza, están los motores de búsqueda, externos en parte a la eSalud, y que son incapaces, a pesar de sus mejoras, de aplicar filtros que detecten la información de salud que no es de calidad ni rigurosa, uno de los gran problemas del consumo de información mundial sobre salud en Internet, y que tanto preocupa a sanitarios y pacientes implicados. Sin duda es uno de los retos superar esta amenaza al propio sistema establecido.

En resumen, podríamos representarlo de la siguiente manera.

¿Puede ser el punto de partida para analizar la situación general y plantearse nuevos retos en 2017?

Lo mejor de 2016: artículos, proyectos, personas

Como punto final a 2016 en el campo que le da sentido a este blog, la eSalud vinculada la relación entre paciente y resto de actores, queremos concluir nuestra aportación de artículos este año destacando algunos proyectos, artículos, personas e incluso eventos que creemos que han marcado un punto diferencial en los últimos 12 meses, o por lo menos han intentado mantener el debate vivo con puntos de vista constructivos y altruistas, algo que siempre es de agradecer en el universo de Internet.

 A continuación nos hacemos eco de lo que más nos ha llamado la atención este año por diferentes motivos, pero sobre todo, lo que ha despuntado desde su perspectiva humilde, cercana y con mucha motivación. Aquí va:


Artículos

Queremos destacar algunos artículos de un blog que nos parece muy acertado en su análisis sobre los factores de los que depende la eSalud adaptado a nuestro país, Hablando de eSalud. Recomendamos darse una vuelta por sus artículos y sus temáticas, pero sobre todo destacamos ¿Y si no existiera la eSalud?, como uno de los mejores post del año en la materia, sin obviar también a Los ePacientes, el reto de los profesionales y Big Data y salud. Cantidad no es sinónimo de calidad.

Casi 50 números lleva Salud Digital, la revista de Consalud.es, en los que no para de dejar artículos y reportajes altamente interesantes para los amantes de la eHealth, con mérito posiblemente directo de su equipo de redacciónEste año hemos visto artículos de bastante calidad, con un índice de temas muy equilibrado que la convierte en una de las publicaciones más interesantes en España dentro de su ámbito. Queremos destacar ‘Dile a Google tus síntomas y te dirá qué podrías padecer’, de Carlos Palencia, y ‘#Hashtags en redes sociales, etiquetas que conectan en salud’ y ‘¿Cuáles son las CC.AA. más comprometidas con la mHealth?’, de Andrés Lijarcio, entre otros, aunque advertimos que hay muchos para elegir. 

Muy comentado, ilustrativo y adecuado fueron ‘Codo selfie. Enfermedad 2.0’ y ‘Lesiones por teléfono móvil: whatsapitis’. Estupenda forma de aglutinar información rigurosa, identificada, interés, tecnologia y salud a cargo de la Dra. Eugènia Miranda. Solo por eso merecen ser leídos. 

Muy interesante también el artículo de Carlos B. Rodríguez hace poco más de un mes en El Global sobre ‘El paciente, la semilla del cambio para vencer barreras y fomentar el uso de la eSalud’. La mejor forma de explicarlo es con la propia lectura, que recomendamos. 


Proyectos

Posiblemente si tuviéramos que elegir un proyecto estrella de la eSalud española que implique a pacientes y a sanitarios la mayoría de personas interesadas en la tecnología aplicada a la salud respondería lo mismo: FF Paciente. Pacientes activos y profesionales de la salud conectados por un proyecto que nació de la mano del enfermero Pedro Soriano cargado de participación por parte de estos actores de la eSalud y que, aunque lleva ya un tiempo, ha vuelto a ser de lo más destacable de 2016, año en el que ha empezado a tener mucha repercusión en otros ámbitos y a hacer campañas potentes y llamativa focalizadas en escuchar y luchar por el paciente.  

En 2016 también se ha consolidado el proyecto Tu vida sin dolor, algo precioso pensado para pacientes y realizado por profesionales sanitarios volcados con ellos. Un proyecto colaborativo lleno de información en el que cada vez hay implicadas más personas, lo que da fe de lo útil que está siendo.

Médico internista, aunque ya existía, se ha hecho mayor en este 2016, al igual que su responsable directa, la Dra. Olga Araújo, que ha dado un salto de calidad (más) demostrando cómo puede ser el papel de un sanitario movido por las nuevas tecnologías y por el afán de servir a sus pacientes y a otros sanitarios. Su afán por hacer visible la Medicina Interna está siendo de alabar. 

No existía una escuela online para aprender de una enfermedad crónica como el asma, que tanto preocupa a padres y madres de niños de muchos lugares. 2016 ha visto nacer a la Escuela de Asma, la web y el consecuente blog para las personas con asma, que propone, a través de material audiovisual y una metodología novedosa, un nuevo método para controlar el asma. El Dr. Contreras es el verdadero artífice de este lugar en Internet para estos pacientes. 

Por último, acabamos recordando la labor que hace la Fundación Más que Ideas, un trabajo que no cesa, enfocado a pacientes y, aunque no todo lo que hace está orientado a la eSalud, cierto es que sí está enfocado a los pacientes, muchos de ellos muy implicados con las TIC. No está de más resaltar su gran labor. Que dure muchos años. 


Personas

2016 ha sido el año de todas las personas que se han querido integrar o identificar con la tecnología aplicada a la salud. Desde su propia casa, desde una institución sanitaria o desde donde quieran, vía App, vía web u otra vía. Los protagonistas han sido ellos. Todos los que han tenido un diálogo constructivo-crítico (o viceversa) y han aportado soluciones. Aún así queremos destacar algunos que nos han parecido realmente llamativos y, en algunos casos, con un desparpajo tremendo jamás visto hasta ahora, al menos por nosotros. 

La traumatóloga Eugénia Miranda, bautizada en Internet como Mirandatrauma.com, ha demostrado que cuando el producto es bueno, da igual todo, porque se vende solo. Adaptándose esta máxima a su caso, cuando el contenido es de calidad y la forma de comunicar es la adecuada, y encima le pones un desparpajo tremendo (su último artículo lo corrobora), como hemos indicado en líneas anteriores, despertar el interés es cuestión de tiempo. El blog, que apenas tiene un año de vida, es un ejercicio casi perfecto de cómo un sanitario debe concebir la información en Internet para sus pacientes. Sin duda, una de las mejores noticias del año que no nos hemos cansado de repetir desde que la conocimos. 

No seríamos justos si en 2016 no destacáramos a Eduardo Tornos Inza, un apasionado de la digital health que también está detrás del proyecto Tu vida sin dolor. Siempre colaborativo, se ha empeñado en difundir y clarificar lo que él mismo llama, el archipiélago de la eSalud. Sin duda una persona inquieta con mucho que aportar al debate. 

Otro de los que hay que seguir muy de cerca es a Family Blogger, un blog iniciado por el R1 Alfredo Gordo, que seguro que da mucho que hablar en los próximos meses, y que este final de año ya ha dado destellos de tener mucho que contar relacionado con la sanidad y con la tecnología aplicada  a la salud. 

Entre esas personas también está María José Más, la flamante ganadora del Premio al Mejor Blog de Salud e Innovación Científica 2016, galardón que, si lo ha ganado, será por algo. Su neuronas en crecimiento, sobre neuropediatría, tiene mucha miga como para darse solo una vuelta rápida.

Eventos

Otro año con bastantes eventos de los que no nos podemos hacer eco de todos. Aunque hay que resaltar que es muy destacable que haya tenido lugar el I Congreso Nacional de SaludQue se celebre algo así siempre es una muy buena noticia. Además, la jornada de Salud Digital que precedió al Congreso resultó también muy interesante por las personas que congregó. Ojalá en 2017 tenga continuidad y actores como pacientes (sobre todo), enfermeros y comunicadores tengas la misma relevancia que otros actores. El debate siempre es positivo. Puedes acceder a una crónica de esa jornada en este enlace.

Muy interesante fue también, aunque menos mediático y concurrido (pero no por ello menos interesante), la jornada de divulgación sanitaria organizada por la el Grupo de Nuevas Tecnologías de la SoMaMFyC, en la que varias personas de a pie hablaron largo y tendido de cómo tratar la información de salud. Opiniones para todos los gustos, tanto para los oyentes, como para los ponentes. De agradecer la cortesía y la humildad con la que se trató el evento. 

Y nos dejamos a muchos más. ¿Cuáles son tus preferidos? 



La creatividad ¿la clave de la eHealth?

Desde que la tecnología centró varios de sus esfuerzos en la salud para mejorar la calidad de vida de los pacientes y del resto de actores de la sanidad, se han hecho miles de cosas (y las que se harán) de las que se podrían escribir miles de historias con diferentes finales.

Webs, apps, dispositivos, servicios, productos, canales, portales, comunicaciones, etc. Todo con un mismo hilo vertebrador: el servicio al paciente. Conseguirlo es el éxito para todos. De momento, el empeño de un gran colectivo de personas implicadas en diferentes proyectos está en ello.

Durante estos últimos años ha habido muchas tendencias llamativas, novedades, giros de la propia tecnología o incluso del mercado, para atraer al eslabón que focaliza el sistema sanitario. Para atraerlos a ellos con soluciones innovadoras. Sin embargo, muy pocos han arribado a su objetivo. Proyectos que se quedaron en proyectos, grandes y pequeñas ideas que no llegaron a materializarse y realidades, reales, pero que han sido absorbidas por su propia (y redundante) realidad. Intenciones, muchas, las mejores. Ideas, millones. Resultados, más bien pocos, difusos, y lejos del usuario para el que se han creado, algo de lo que ya hablamos el mes pasado.

Mar de ideas

Entonces, si ha habido tantas ideas, ¿por qué han funcionado y se han implementado llegando a usarse realmente tan pocas? El propio mar de ideas que acunó a la eHealth ha servido para que muchas de ellas sea ahoguen en un océano que a veces parece muy difícil de navegar con barcos (proyectos) que no terminan de atracar en ningún puerto.

En este punto: ¿Qué es lo que falla en la eHealth? ¿Cuáles deben ser los nuevos caminos? ¿Inteligencia artificial? ¿Realidad aumentada? ¿Dispositivos de todo tipo para mejorar nuestra salud? ¿Conectividad?¿Interoperabilidad? ¿Usabilidad? ¿Y si lo que hace falta fuera algo transversal a todo eso, que complementado con alguno de estos aspectos se convirtiera en la solución real transversal a un sistema sanitario cada vez más empoderado en tecnología? ¿Quién tiene la respuesta? La creatividad.

Este concepto tan común y al a vez tan abstracto, que no siempre se aplica, es la base de todo. La creatividad es lo único que puede hacer destacar a un proyecto por encima de otros y a la vez conseguir ser una solución real para un problema de algún actor del sistema sanitario.

La denominada inventiva es la única capaz de asociar, por un lado, las ideas de forma diferente como hasta ahora se había hecho para darle la vuelta al concepto (innovando) en plano teórico y, por otro lado, conseguir llegar a esa conexión con el paciente para validar su uso en el plano práctico. Por tanto, aunar  utilidad y eficacia a algo que sepa captar la atención.

Nueva perspectiva

La creatividad en la eHealth pasa por pensar en el paciente -y en otros actores del sistema sanitario- desde una perspectiva tecnológica cercana al diseño, a la funcionalidad y a la innovación pero también a la inteligencia, para idear soluciones que además de ser útiles en el plano teórico, le llamen la atención y encima le soluciones un problema relacionado con la salud. Crear algo resolutivo, diferete y con un nuevo enfoque no visto hasta ahora para que le aporte un valor añadido que hasta ahora no le habían aportado de otro modo.

Whatsapp no inventó el chat, aplicó la tecnología para usarse de otra manera a cómo hasta entonces se había hecho. Blablacar no inventó las aplicaciones ni las comunicaciones en línea, supo ofrecer una solución a unas necesidades de un sector concreto. En el campo de la salud, por ejemplo, los portales de pacientes no inventaron los propios portales ni las carpetas de salud, pero están sabiendo ofrecer un servicio actualizado a los pacientes.

La creatividad solo ofrece ventajas a la eHealth. ¿Es el momento de que sea el punto que vertebre los proyectos?