DAFO de la eSalud española: aproximación a la realidad


Diciembre es el mes marcado, además de por la Navidad, por los resúmenes y las previsiones: Recuento de los últimos 12 meses y previsiones de los siguientes 12.

Por eso, tras analizar recientemente qué retos se habían asumido y que retos habían sido fallidos en la eSalud española durante el último año, en este artículo vamos a centrarnos en analizar la eSalud desde un punto de vista diferente, realizando una aproximación a través de cuatro puntos basado en la técnicas del análisis DAFO desde la perspectiva del la nueva relación entre paciente y resto de actores. Para intentar tener un panorama de la situación actual realizamos esta aproximación.

Fortalezas

Importante detectar las fortalezas para saber qué puntos son lo pilares actuales, entre las que se encuentran algunas iniciativas de éxito que se están usando y tiene beneficio directo para el paciente o para el sistema sanitario. No hay abundancia, y dejando de lado los productos que la tecnología está aportando, debemos recalcar como fortalezas los portales de pacientes instaurados en algunas comunidades o las propias iniciativas para pacientes activos como FF paciente, por ejemplo, o los propios sanitarios, clínicas u hospitales que están conectando con pacientes y mejorando su atención utilizando la propia tecnología aplicada a la salud. Avance lento, posiblemente estancando, pero avance.

También como fortaleza hay que añadir los eventos, cursos y formaciones TIC, tanto para pacientes como para sanitarios, que cada vez están instaurándose en el día a día de la eSalud, debido a la concienciación de que son necesarios para los propios actores.

Debilidades

Las oportunidades chocan directamente con la parte más débil de la propia eSalud en nuestro país. Tecnología que no consigue ser útil, sistemas que dejan de lado a los pacientes y Apps que no tienen uso más allá de su propia descarga, si es que tiene alguna. Puntos débiles que no aportan nada de valor al beneficio TIC sanitario.

Hay que encuadrar también en debilidad a la mayoría silenciosa que percibe de que la propia sanidad sin TIC es suficiente, que no hace falta nada más ni ninguna mejora vía innovación, y por supuesto a las empresas del sector privado que no encuentran el equilibrio entre el modelo de negocio que aporte soluciones a sus usuarios y que a la vez tenga beneficios directos para ellos.

Oportunidades

El año no ha traído grandes novedades pero sí ha confirmado las potencialidades de la tecnología aplicada a la salud, que siguen intactas. El Big Data, la gamificación y la interoperabilidad por un lado, puedes convertir la eSalud en la solución de la sanidad en sus 360 grados, tanto de cara al paciente como de cara al sanitario y a la propia institución sanitaria.

Pero de momento, estos tres puntos son factores que bien explotados pueden transformar el mundo sanitario tal y como hoy los conocemos. Pero aún les queda aplicarse en buena medida. Aprovecharse La propia comunicación, aunque parezca mentira, sigue siendo otra oportunidad desaprovechada. ¿Se comunica con tanto impacto como se podría hacer realmente?  Por otro lado, los pacientes activos, irrumpiendo con mucha fuerza, ¿No son realmente otra oportunidad para acelerar los beneficios? ¿Se les percibe así realmente? De este modo los profesionales sanitarios y el sector privado implicado y la innovación de instituciones sanitarias forman el otro triángulo de oportunidades.

Amenazas

Las amenazas responden a factores como la poca implicación de las organizaciones de la salud que todavía no se implican o dan la espalda a esta situación y a las nuevas demandas de los pacientes, que hacen que presenten como novedosas cosas que son posibles desde hace ya algunos años. De la misma manera, también resultan preocupantes, para el desarrollo futuro, los profesionales sanitarios que por diferentes motivos no quieren involucrase con las nuevas herramientas TIC.

Por otro lado, y resulta esta una gran amenaza, están los motores de búsqueda, externos en parte a la eSalud, y que son incapaces, a pesar de sus mejoras, de aplicar filtros que detecten la información de salud que no es de calidad ni rigurosa, uno de los gran problemas del consumo de información mundial sobre salud en Internet, y que tanto preocupa a sanitarios y pacientes implicados. Sin duda es uno de los retos superar esta amenaza al propio sistema establecido.

En resumen, podríamos representarlo de la siguiente manera.

¿Puede ser el punto de partida para analizar la situación general y plantearse nuevos retos en 2017?

Deja un comentario